“Corazones” urbanos, relaciones

Montse Solano, Málaga.

“Cada día descubrimos que las únicas cosas que existen son las relaciones […] Me parece que esta es la razón por la que, cuando nos ocupamos de conceptos espaciales en arquitectura y en urbanismo, tan frecuentemente hablamos de continuidad en el espacio”. (1)

Con estas palabras el arquitecto Jaap Bakema argumentaba, en su conferencia titulada “Relaciones entre hombres y cosas”, su discurso durante el octavo Congreso Internacional de Arquitectura Moderna, celebrado en julio de 1.951 en Hoddesdon, Reino Unido.

El tema central de este CIAM’8 sería “El Corazón de la Ciudad: por una vida más humana de la comunidad”, propuesto por José Luis Sert y Sigfried Giedion, y principal atractivo de este encuentro. El tema ofrecía a los arquitectos allí presentes, representantes de diversas generaciones, una oportunidad para volver a reflexionar tras la segunda posguerra sobre el espacio vacío de la ciudad.

Comenzaba el discurso sobre nuevos “corazones” urbanos.

Un debate que partía además desde el principio con un objetivo claro: la necesidad de generar en la ciudad moderna centros representativos que facilitasen “las relaciones sociales de la comunidad”.

Y este objetivo es quizás uno de los aspectos más destacables, y desde el que surge el interés por rescatar algunas consideraciones allí expuestas: permite observar el predominio del concepto de “relación” en las reflexiones sobre el vacío urbano.


I

La apuesta principal de los arquitectos en Hoddesdon, para el período de reconstrucción y tras un proceso incontrolado de expansión urbana, consistía en re-incorporar en las estructuras urbanas nuevos espacios vacíos, que actuaran como centros, y que otorgasen una identidad propia a los distintos sectores de las ciudades.

Centros peatonales que debían ofrecer a las personas un entorno para encontrarse. Por tanto su configuración debía atender no sólo a su carácter geométrico con respecto a la estructura general de la ciudad, sino prioritariamente a su carácter funcional.

Surge la necesidad de utilizar un término más amplio que el de centro, surge el concepto del “corazón”.

Y como lo describían en este CIAM’8: “la palabra “corazón”, en el sentido en el que la usamos, no significa sólo el centro de un conjunto urbano, ni el centro del tráfico y ni de la actividad económica de la ciudad […], el “corazón” incluye otros elementos que a menudo son de carácter imponderable. La esencial característica del “corazón” es la de ser un “rendez-vous” ”. (2)

La inclusión de nuevos “corazones” urbanos permitiría a la vez reactivar distintas áreas de la ciudad. Y sería un modo de cualificar el todo desde las partes.

Como argumenta José Luis Sert, en su conferencia “Centros para la vida de la comunidad”, estos espacios permitirían además definir en las ciudades una red de centralidades. Ya que, y como continuaba en su discurso, “estos “corazones” actuarán como catalizadores, y en torno a ellos se desarrollará la vida de la comunidad. En estos nuevos núcleos se reagruparán edificios públicos de distintos usos, según una armonía definida de formas y de espacios; serán esos los lugares de reunión”. (3)


II

La definición de “corazones” urbanos asumía así, y según palabras de Sigfried Giedion, “un proceso de humanización de nuestro ambiente y […] forma parte del regreso a la medida humana y a la afirmación de los derechos del individuo sobre los instrumentos mecánicos”. (4)

Por ello las distintas soluciones propuestas para la configuración arquitectónica del “corazón” partirían desde la consideración de la escala humana. Desde el estudio de la adecuada posición relativa entre los edificios, y de los usos propuestos.

La característica formal que definiría al “corazón” sería su configuración como espacio cerrado, y por tanto, su interpretación del vacío desde la noción de “lugar”.

Y este último factor será el que determine un cambio apreciable en el vacío de los nuevos proyectos urbanos presentados en el congreso. Si durante las décadas anteriores, y desde los CIAM (1.928-49), los arquitectos del Movimiento Moderno habían defendido el vacío como “espacio libre” - como espacio continuo óptimo para la escala, y la higiene, de la “ciudad funcional”-; el concepto de “corazón”, que proponían aquí, defendía ahora el vacío como “espacio público” –como espacio delimitado y adecuado para generar relaciones sociales.

Este CIAM’8 actuará por tanto como antesala del proceso de revisión que comenzará a evidenciarse en la arquitectura moderna a partir de la década de 1.950; incorporación de nuevos valores que marcarán también la última fase de los CIAM (1.953-59).


III

El discurso de Jaap Bakema, y la importancia que asumía en su ponencia el concepto de “relación”, adquiere ahora un papel protagonista. Sus palabras no desvelaban, por tanto, sólo un aspecto esencial para cualquier “espacio público”, sino que además anticipaba la influencia que tendría este concepto en la etapa que comenzaba con la nueva generación de arquitectos de la modernidad.

El concepto del “relación” (entre arquitectura y entre personas) resulta imprescindible para hablar del espacio vacío de la ciudad.

Como Bakema describía, también en Hoddesdon, “existen momentos en la vida en los que desaparece la separación entre el hombre y las cosas […] Éste es el momento del “corazón”. […] Para nosotros, los de los CIAM, las relaciones entre las cosas y el interior de éstas son más importantes que las cosas en sí mismas”. (5)



Referencias:


1) BAKEMA, Jaap. “Rapporti tra uomini e cose”, en ROGERS, Ernesto Nathan- SERT, José Luis -TYRWHITT, Jaqueline. Il Cuore della Città: per una vita più umana della comunità. Hoepli, Milano, 1.954, p.67.
(2) Ibid, p.165
(3) SERT, José Luis. “Centri per la vita della comunità”, en Ibid, p.6.
(4) GIEDION, Sigfried. “ I precedenti storici”, en Ibid, p.17.
(5) BAKEMA, Jaap. “Rapporti tra uomini e cose”, en Ibid, p.67.


Imagen 1.(de izquierda a derecha) Le Corbusier, van Eesteren, Sert, Peressutti, Emery, Aulaurant. CIAM 8, Hoddesdon, Reino Unido, 1.951.
Imagen 2.(de izquierda a derecha) Vistas aéreas de la Piazza del Duomo de Milán, Italia.
Imagen 3.(de izquierda a derecha) Rockefeller Center de Nueva York, EE.UU.; La Piazzetta de Venecia, Italia; paseos de domingo Champs Elysées de París, Francia; mercado de dibujos en Chicago, EE.UU.

---------------------------------índice--------------------------------