Líneas, líneas discontinuas y membranas

Narcís Font, Girona

Una línea parte el plano en dos. No tiene grueso. No es una entidad en sí misma, sólo un límite compartido de cada uno de los dos lados. Su forma definirá la forma de los dos lados, les dará un perímetro y adquirirán una identidad, unas características que les diferencian del otro. El lado derecho y el lado izquierdo. El cóncavo y el convexo. El de arriba o el de abajo. Uno se forma como negativo del otro. Lado A y anti-lado A.

Una línea discontinua es un límite débil. Un lado y otro se definen mutuamente por oposición, pero existe una permeabilidad entre ellos. Continúa siendo donde termina un lado y empieza otro, y aunque este “donde” dé una idea de espacio, continúa sin tener grueso, y por lo tanto no es el tercero en discordia.

Una membrana es una línea con contenido y con cierto grueso. Interactúa con un lado y con el otro de modo que los dos lados de la membrana ya no tienen relación entre sí. Las relaciones que se establecen son lado-membrana, y membrana-otro lado. En este caso será, por tanto, lado A y lado B. Una membrana es una entidad e sí misma, no sólo el límite donde termina cada uno de los lados. Tendrá, por lo tanto, una calidad espacial.

Si la línea se cierra sobre sí misma, los lados se continuarán definiendo por oposición, pero en este caso uno de los lados se transforma en interior y el otro en exterior. En este caso las diferencias aún se acentúan más, ya que el interior quedará contenido en el exterior. El lado interior adquirirá la identidad de la figura, mientras que el lado exterior se tendrá que quedar con la identidad del negativo de la figura, es decir, del fondo, quedando en un plano posterior, casi despreciable. La línea, en este caso, aunque de grueso infinitesimal, formará parte de la figura, es decir, del interior, ya que es ella que la define frente al fondo.
Si esta línea cerrada es discontinua, existirá una permeabilidad entre este interior y el exterior. Dependiendo de cómo sea esta discontinuidad.

Finalmente, si la que se cierra sobre sí misma es una membrana, como existe una relación lado exterior-membrana, este fondo será un fondo activo, y no sólo un fondo condenado a ser el negativo de la figura. Continuará en el mismo plano que la figura.
En el mundo físico, más allá de la geometría abstracta, también existen líneas, líneas discontinuas y membranas. Las líneas de parcela son líneas cerradas, que determinan el límite entre lo privado y lo público, o entre 2 propiedades diferentes. La ordenación urbanística consiste en definir líneas, establecer entidades, marcar distancias. Estas líneas a veces tienen una concreción física, arquitectónica, constructiva.
Así, una línea podría ser un muro y los tramos ausentes de la línea discontinua, ventanas o puertas. Otras veces, esta línea es mucho más sutil, mucho más débil. Pero aunque no tenga una translación física muy palpable, existe.

En algunas culturas o situaciones, la relación entre lo público y lo privado no es considerada estrictamente un conflicto de intereses, y esta línea puede des-dibujarse, la figura se desvanece, desenfoca, y el límite se transforma en una franja que no pertenece ni a un lado ni a otro. En este caso no se podría considerar una membrana, ya que se podría considerar una entidad propia. Una franja donde figura y fondo no se definen el uno como negativo del otro, un pequeño espacio donde conviven.


Franja de tolerancia. Calle de Kyoto. Fotografía: autor.

Pero cuando realmente existe un conflicto entre lo público y lo privado, cuando lo público se vuelve agresivo, o lo privado receloso, la línea no está desdibujada, fuerte. No existe una franja de tolerancia. Si se quiere mantener un colchón entre un lado y el otro sólo se puede construir una membrana.
Tradicionalmente, estas membranas se han construido con elementos que establecen relaciones entre el interior y el exterior, como balcones, galerías o porches.

En la imagen propuesta por Sou Fujimoto podemos ver, otro tipo de espacio. No forma parte del interior ni del exterior, y tampoco es una membrana tradicional. Es una nueva forma de membrana pensada a partir de la voluntad de construir una franja de tolerancia. Un cojín espacial surgido no a partir de la difuminación de una línea sino a partir de la duplicación de una línea discontinua. La permeabilidad de este espacio membrana tanto hacia el exterior como hacia el interior hace posible que usos y objetos de los dos lados la contaminen. Aire y plantas del exterior, sillas y libros del interior. No forma parte ni de la figura ni del fondo, adquiriendo una identidad tan potente como cada uno de los dos lados.

---------------------------------índice--------------------------------