99 peldaños

Pau Sarquella y Carmen Torres, Bangkok.



Esta conquista se realiza por mar o por cielo,
siendo la única relación lateral el horizonte infinito.
No cabe menospreciar el esfuerzo vertical a desempeñar;
el camino escogido no evitará contoneos sinuosos,
ni arañazos minerales,
ni cosquilleos vegetales.

Pero ella, aferrada cual molusco a las rocas batidas por el mar,
aguanta estoica como el viento y el salitre le erizan el rostro.
Salpicada por el tiempo, nos recibe con su escollo de amabilidad:
Su cima, que recoge el sol y el viento y las almas exhaustas
de quienes llegan a pisar
la Villa Malaparte.

---------------------------------índice--------------------------------