LA FORMA OCULTA

Cristóbal Ruiz-Tagle Baeza , Santiago, Chile



Paul Klee, Architectural Mirages.

Un espacio puede ser entendido y concebido de dos maneras, de una primera forma en la que el observador se sitúa frente a una obra de arquitectura como si se tratase de un objeto a gran escala, construido a partir de elementos solidos – muros y otros - que la elevan sobre el plano del terreno y, de una segunda en la que se permite revelar bajo ese manto material - al que se refiere la primera manera de observar - un volumen contenido e invisibilizado, correspondiente a la forma oculta del lugar en el que nos movemos y habitamos, una “forma sin forma” que revela el verdadero aspecto del espacio y que, en muchos casos hace aparecer la arquitectura como una pieza escultórica irreconocible.

Jean Starobinski menciona que “lo que está oculto fascina […] ¿Por qué a Popea se le ocurrió esconder su belleza bajo un velo, sino que, para ser más codiciada por sus amantes?” (1) Es justamente con respecto a ello que cabe preguntarse si tendrá la arquitectura un pensamiento como el de Popea. La intención de estas líneas, es traer a presencia la forma del espacio por sobre la del edificio, a aquella que ha permanecido enterrada bajo una capa material, descubrirla, ponerla en evidencia y, construir un registro a modo de colección sobre la curiosa volumetría que se alberga en el interior de los objetos que habitamos.


Piezas Arquitectónicas

Un dibujo realizado por Paul klee en la década de los 50´s dentro de una serie publicada como “Architectural mirages” –Espejismos Arquitectónicos–, demuestra aquella idea de que el lugar que habitamos corresponde a una forma oculta tras los muros del material. Klee dibuja sobre una hoja en blanco el espacio como una especie de hormiguero que va conectando recintos de diferentes tamaños para conformar un total que podría ser perfectamente el aspecto interior de un palacio o una vivienda. En aquel mundo aparentemente abstracto e irreconocible en el que nos sumerge Paul Klee, transformando la idea que tenemos del espacio que habitamos cotidianamente, al cual además despoja de cualquier imagen para construir una pieza arquitectónica atemporal que carece de estilo y material, nos sumergen una serie de imágenes que se han decidido recolectar como muestra visual de la forma oculta.

La más antigua de ellas y quizás la primera representación del espacio interior, corresponde a una pieza de piedra caliza descubierta por J.D. Evans en la isla de Malta, como evidencia de una no prosperada civilización que pudo haber cambiado el curso de la historia del espacio. En ese lugar, se encontró un modelo de piedra calza del tamaño de un puño que esculpe con bastante exactitud el volumen positivo de la forma interior de una de las bóvedas del templo de Mgarr muchos años antes que los romanos volcaran la comprensión del espacio hacia el interior. Tal hallazgo, por simple que parezca, adquiere una importancia brutal al entenderlo como el momento histórico en el que la representación del espacio atraviesa un punto de inflexión, en el que se vuelca hacia el exterior e invisibiliza la forma interior ocultándola bajo el velo del material.

De cualquier manera, pensar que en algún momento de la antigüedad y en una ubicación remota la forma del interior ha sido protagonista, suscita querer mirar de revés -aunque sea por unos instantes- para ir en busca de aquello que parece enterrado bajo una capa material por medio de una serie de arquitectos, artistas u otros que la han desvelado y alejado la idea de espacio de la de vacío.

“el espacio no son los cuerpos materiales, sino el intervalo que existe entre ellos o el hueco que llenan. […] No es de extrañar, por tanto, que haya costado un enorme trabajo, tanto a los arquitectos como a los historiadores del arte, entender el espacio como una cualidad positiva de la arquitectura”.


Modelo Piedra caliza encontrado en Malta y plantas del templo de Mgarr



Dibujos de los interiores de las villas de Palladio realizados por Robert Krier



Forma interior de un departamento en Barcelona – Provenca 106



Forma del espacio interior del castillo de Cardoness, Escocia



Referencias:


(1)Pablo Millán, Más allá de la imagen, la arquitectura del artesano. Pág. 112. Véase también cita original en [Jean Starobinski] Popea’s veil. Pág. 09
(2)Javier Maderuelo, La idea de espacio en la arquitectura y el arte. Pág.19


Imágenes


1.Paul Klee, Architectural Mirages. Publicado en Architectural Review v.120, nro.716 septiembre de 1956, Pág.147
2.Evans, John Davies. Malta: viejos pueblos y lugares. Lam 77, Barcelona: Argos 1962 + Evans, John Davies. Malta: viejos pueblos y lugares. Pág. 83, Barcelona: Argos 1962.
3.Krier, Robert. Architectural composition. Londres: Ed. Academy. 1988
4.Dibujos del autor, forma interior de un piso del eixample de Barcelona
5.Dibujos del autor, forma interior del Castillo de Cardoness.

---------------------------------índice-----------------------------